David J. Skinner. Escritor y Fotógrafo.

David J. Skinner. Hoy es un buen día.

PUEDES ESCUCHAR UNA DRAMATIZACIÓN AQUÍ

Hoy te quiero hablar de un escritor, de un novelista. Como todo buen artista, inquieto en el aprendizaje, constante búsqueda de una nueva visión. Su visión, pues también está comenzando a observar tras el objetivo de una cámara fotográfica. Pero esto podrás verlo en el enlace a su WEB que te pondré más abajo. David J. Skinner. Hoy es un buen día. (El día que supe de él.)

Quiero decirte que en este caso he sido yo quien ha querido ponerse en contacto con el artista, pidiéndole personalmente que fuera parte del Blog. Mi curiosidad hacia su trabajo, comenzó al escuchar algunos de sus relatos en Podcast y algunas radios donde ha colaborado.

La muerte y el suspense, suelen ser tratados con maestría, trasladados desde su pluma hacia tu imaginación.

Hay dos clases de escritores. El escritor bueno y el escritor malo. Se diferencian en una sola cosa. No importa las palabras que use ni la forma de narrar, pero cuando ves lo que está contándote, cuando sientes lo que él sintió mientras lo imaginaba, lo veía o lo sentía, sólo tiene un nombre. Arte. Y esto es lo que ocurre cuando lees las líneas que compone Skinner.

Pero, discúlpame, primero te lo presentaré.

Este madrileño de 41 años de edad, comenzó hace 15 a escribir de forma más profesional.

Finalista y ganador de más de un premio, 5 novelas publicadas y algunas en los cajones, esperando ser terminadas. (Algo habitual en los escritores).

A principios de Enero del 2015 publicó su última novela,  Una herencia problemática (Libros Mablaz).

Pero si quieres saber más de su trabajo, para empezar puedes de forma gratuita pasarte por su WEB ya que te regala una recopilación gratis de relatos. The Disturbing Collection.

Su última obra ha sido una aventura, donde Rafael Estrada y Óscar F. Camporro se han embarcado junto a David J. Skinner, con el título tan sugerente como dice su propia web. Cabrones.

Yo, en esta ocasión te traigo un relato corto que publicó en el número inaugural de la revista “Info Ocio Navalcarnero” donde colabora, además de en la revista digital Chorrada Mensual. 

Yo añado…Quizá, aveces, las guerras traigan algo bueno.

El relato se titula. Hoy es un buen día. 

    Hoy me había levantado pensando que el día sería normal, no muy distinto al resto de días desde que comenzó todo. El cielo estaba cubierto de nubes negras, como un cruel reflejo de lo que ocurriría bajo él en unas pocas horas. Recuerdo que pensé en mi familia; en el tiempo que hacía desde la última vez que había visto a mi mujer, a mis hijos. Ni siquiera puedo recordar si habían pasado meses o años. Tal vez décadas.

Me vestí con rapidez, enfundándome en el uniforme gastado de color verde que se había convertido en mi mejor amigo y, a la par, en mi peor enemigo. Lo amaba por lo que significaba llevarlo. Lo odiaba por lo que significaba llevarlo. Estaba cansado de matar, lo admito. Deseaba que todo acabase, de una forma o de otra. Poder descansar al fin.

Recibimos nuestras órdenes sin plantearnos cuestiones morales. No existían ni el bien ni el mal, no para nosotros. El austero desayuno al que ya estábamos acostumbrados dio paso a una marcha en dirección al corazón del territorio enemigo. Me adelanté, buscando más que probables emboscadas. Y me encontré en una.

Si ahora levantase mi arma, el día sería normal, no muy distinto al resto de días desde que comenzó todo. Pero no lo hago. Estoy cansado de esta lucha, exhausto de mantenerme en una batalla sin fin. Los proyectiles que me atraviesan no me provocan dolor, sino sosiego. Ya en el suelo, observo el cielo por última vez. Las nubes negras del amanecer habían dado paso a otras blancas, como algodones. Sí, son colchones de algodón que me esperan. Allí a lo lejos, en una de ellas, veo a mi mujer y a mis hijos sonriendo. Me están aguardando, felices de poder volver a verme. Sonrío al pensar en que, por fin, yo también los veré.

Hoy es un buen día. 

WEB OFICIAL DE David J. Skinner 

Mi gratitud a Skinner por sus facilidades y por cederme la imagen y el texto.

Si te ha gustado, SUSCRIBETE al Blog, Pequeño Insensat@.

Si no puedes vivir sin Arte, SUSCRÍBETE y deja un Comentario.